Reflexión loca: Escuela de la vida

Reflexión loca: Escuela de la vida

Hola taconer@s,

Toca viernes de reflexión loca. Esta vez trata sobre esa escuela a la que todos pertenecemos, la vida.

Besitos,

Mari B Santana

‘En la escuela de la vida tengo bastante buena nota en AMOR y PACIENCIA. En alguna ocasión me han pedido ayuda otros compañeros con la paciencia, yo a cambio pido ayuda con la POSTITIVIDAD que aunque lo llevo bien, muchas veces se me olvidan las lecciones en los momentos más inoportunos.

A veces me fugo de la vida para irme a bailar sobre todo cuando llegan las horas de aprender SUPERVIVENCIA y CORDURA.

En esta escuela a la que todos pertenecemos, a veces somos maestros, otras un alumno aventajado pero lo más normal es ser un alumno mediocre experto en distraerse en medio de una lección. Lo importante no es ser el mejor de la clase sino acabar la carrera habiendo conseguido el título más importante, encontrar la FELICIDAD después de recibir tantas lecciones, de superar asignaturas pendientes y lidiar con todos los compañeros que se han cruzado con nosotros a lo largo del camino.

Siempre habrá alguna asignatura que nos llevemos a casa para reforzar haciendo deberes, leer cada noche antes de dormirnos; ese libro que lleva por título ‘QUIERETE’ en muchas ocasiones consigue quitarnos el sueño pero sabemos que es una de las asignaturas obligatorias y que tenemos que conseguirlo sea como sea. Otra asignatura que todo el mundo odia es esa que se da al final del pasillo en una sala oscura, esa asignatura dentro del bloque de las obligatorias independientemente del itinerario que hayas escogido; todo el mundo se enfrenta a sus duras pruebas tarde o temprano. Los alumnos más aventajados saben que para superar esas clases de DOLOR solo hay que abrir las ventanas para dejar que entre la luz del sol que ciegue al profesor vampiro y tener la CONFIANZA de que todo va a salir bien.

Lo peor de esta escuela es que tu graduación puede llegar en cualquier momento, estés o no preparado; no hay normas que establezcan edad mínima ni conocimientos previos; y a pesar de que eres el protagonista indiscutible de tu graduación, no estarás ahí para verlo, por eso desde el primer día de escuela debes estar convencido de que eres el mejor alumno que ha existido jamás.’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s