Palabras que inspiran: Stephen King

Palabras que inspiran: Stephen King

Hola taconer@s,

Hace algún tiempo cayó en mis manos el libro de Stephen King ‘Mientras escribo’. No es un autor de mi género (me da bastante miedito) pero lo admiro por todo lo que ha logrado a lo largo de su carrera (ya me gustaría a mí que hicieran una peli de ‘La vida sobre mis tacones’) y además, este fue un libro que no da miedo porque es su biografía, me lo recomendaron y he de reconocer que me reveló muchos aspectos que hasta entonces desconocía o no me había planteado como escritora. Desde entonces se convirtió en un libro imprescindible en mi biblioteca.

Hoy quiero compartir algunos extractos del libro para que os pueda servir de ayuda a todos aquellos que os guste escribir o que simplemente estáis interesados en aprender un poco más acerca de este mundillo.

Un besito,

Mari B Santana

‘Stephen King – Mientras escribo

– Escribir es humano y corregir divino

– Yo no creo que el escritor se haga, ni por circunstancias ni por voluntad. Es un accesorio que viene de fábrica y que, dicho sea de paso, no tiene nada de excepcional. El talento de escritor puede potenciarse o aguzarse.

– La impresión inicial del autor sobre el personaje o personajes, puede ser tan errónea como la del lector.

– Es una mala idea dejar algo a medias sólo porque presente dificultades emocionales o imaginativas. A veces hay que seguir aunque no haya ganas. A veces se tiene la sensación de estar acumulando mierda y al final, sale algo bueno.

– El acto de escribir puede abordarse con nerviosismo, entusiasmo, esperanza y hasta desesperación. Se puede encarar la página en blanco apretando los puños y entornando los ojos, con ganas de cambiar el mundo, de repartir ostias, etc. Todo es lícito mientras no se tome a la ligera. No hay que abordar la página en blanco a la ligera.

– Siempre es mejor llevar todas las herramientas, porque corres el riesgo de encontrarte con algo que no esperabas y dejar a medias la faena (supongo que se refiere a libretas, bolis, etc)

– Buscar palabras complicadas por vergüenza de usar las normales es lo peor que se le puede hacer al estilo.

– Usa la primera palabra que se te haya ocurrido, siempre y cuando sea adecuada y dé vida a la frase. Posiblemente se te ocurrirá otra, pero será peor o menos ajustada.

– Escribir adverbios es humano, pero escribir ‘dijo’ es divino.

– El aspecto de los párrafos es casi igual de importante que lo que dicen. Son mapas de intenciones.

– Escribir es seducir.

– Leer es el centro creativo de la vida de escritor.

– Todos los relatos tienen tres partes: la narración que hace que se mueva la historia; la descripción que genera una realidad sensorial para el lector; y los diálogos que dan vida a los personajes a través de sus voces.

– La clave de una buena descripción empieza por ver con claridad y acaba por escribir con claridad mediante el uso de imágenes frescas y un vocabulario sencillo.

– Para aprender a escribir diálogos conviene hablar y escuchar mucho, sobre todo escuchar, y fijarse en los acentos, los ritmos, los dialectos y la jerga de varios grupos.

– A la Legión de la Decencia no le gustarán palabras como ‘cagar’ y puede que a ti tampoco mucho, pero hay veces en que no hay otra salida.

– Si sigues escribiendo narrativa, descubrirás que todos los personajes que creas tienen algo de ti. Cuando te preguntas qué hará un personaje en determinadas circunstancias, la decisión que tomas se basa en lo que harías tú (o lo que no). A esas versiones de ti mismo, se añaden rasgos de personalidad, tanto atractivos como desagradables.

– Tus personajes cobrarán vida y empezarán a actuar por sí mismos. Puede parecer fantasmagórico pero es divertidísimo. Y te aseguro que te solucionará bastantes problemas.

– Si algo adoro de escribir, son esos relámpagos de intuición en que se te relaciona todo.

– La mejor manera de aprender es leyendo y escribiendo mucho, y la clases más valiosas son las que se da uno mismo.

– ¿Hay algo que despierte un entusiasmo más sutil en la imaginación que un paquete de folios en blanco?

– Escribir no es la vida, pero puede ser una manera de volver a la vida.

– El momento que da más miedo es justo antes de empezar.

– Escribir trata de enriquecer las vidas de las personas que leen lo que haces, y al mismo tiempo enriqueces la tuya.’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s